Escamoles - platillo emblemático de la mágica cocina mexicana

Del náhuatl azcatl, hormiga, y mol, guiso, los escamoles son la hueva de la hormiga liometropum apiculatum, comestibles muy apreciados en México. Se les llama, asimismo, azcamollihuigues o maicitos.

 

La hueva de una especie de hormigas originaria del centro y sur de México constituye uno de los platillos más tradicionales y apreciados por los comensales de nuestro país. Desde la época prehispánica, los Escamoles eran consumidos por los pueblos indígenas, que les llamaban Guiso de Hormiga. En la época de la Colonia, muchas familias indígenas continuaron con el consumo tradicional de estos huevecillos y posteriormente también las familias mestizas y criollas se habituaron a consumirlos. La tradición se ha mantenido viva hasta nuestra época, en primer lugar, gracias a su excelente sabor.

 

Los Escamoles son un alimento de temporada, ya que es solamente durante un par de meses del año, cuando las hormigas escamoleras tienen su ciclo reproductivo (en la temporada de cuaresma). En los meses de escases, los escamoles suelen ser vendidos hasta en mil pesos el kilogramo, debido a lo complejo y arriesgado que es extraerlos, además de que es necesario profanar decenas de hormigueros para obtener cuando menos 500 gramos.

Las hormigas construyen sus nidos bajo la tierra, a varios metros de profundidad, principalmente en la base del maguey, en las nopaleras o junto a los árboles de pirul, y, para hallarlos, los recolectores siguen el camino de las hormigas.

Estas hormigas son sumamente agresivas, lo cual, junto con la imposibilidad de reproducirse todo el año, hace difícil su explotación y convierte a los escamoles en un platillo muy caro. Una vez extraídos los dorados óvalos se vierten en tinajas de agua limpia y se someten a dos baños consecutivos para evitar cualquier rastro de tierra o suciedad.

Los escamoles son un alimento de origen prehispánico, de un alto valor nutritivo y de sabor muy fino, ligeramente dulce, por lo que se recomienda siempre acompañarlos con algo igualmente suave para resaltar su sabor.  Su fino sabor hace que uno los coma sin percatarse de que en breve la sensación de llenura nos evitará ingerir cualquier otra cosa.

 

De acuerdo con la delegación de la Sagarpa en Puebla, los escamoles contienen entre 40 y 60 por ciento de proteína, además de grasas, vitaminas y minerales, lo que indica un porcentaje mucho más elevado de nutrientes que la carne de res y la del pollo.

Principales Estados productores: Hidalgo, Tlaxcala, el Estado de México y Puebla.


Los Escamoles son un platillo muy especial y antiguo, que el día de hoy sigue siendo profundamente valorado. Tanto su sabor como sus propiedades nutritivas y la larga tradición que tienen los convierte en un platillo emblemático de la mágica cocina mexicana.

Fuentes:

 

 

http://www.tulancingocultural.cc/gastronomico/escamoles/index.htm?utm_source=lasindias.info/blog

 

http://www.degustar.com.mx/articulos/gastronomia-articulos/los-escamoles/ 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    ROMELIA FRANCISCO DE LA CRUZ (lunes, 28 marzo 2016 11:58)

    YO, NO LO HABÍA PROBADO Y YA LO PROBÉ Y ES DELICIOSO QUE SOLO LO COMEN LAS PERSONA QUE TENGA DINERO POR EL PRECIO Y LES DIGO ME GUSTO MUCHO.

  • #2

    chupaelperro (lunes, 30 enero 2017 15:12)

    hola